Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘energía femenina’

FUERZA FEMENINA!

mujer_amigo

” Las células son las estrellas de nuestro universo corporal, las mujeres son los faros de la naciente humanidad, más aún, ésta es la transición y la luz recién comienza a desplazar la oscuridad. Aún hay sombras abundantes, bosques oscuros de densos miedos, donde el tupido follaje de la incertidumbre impide los rayos de luz llegar hasta los corazones.

Y los dioses pidieron a través de los maestros árboles, entregar la antorcha encendida a la mujer, mas no a la mujer miedosa y conformista, no a la mujer resignada y quejosa, no a la mujer débil y desprovista de confianza en sí misma, sino a esa mujer, que, aún levantándose desde sus errores, atravesando sus miedos y rompiendo sus cadenas, se atreva a levantarse, caminar con paso firme hasta que sus brazos se conviertan en alas y el vuelo a la luz sea inevitable.

Esa mujer vive en semilla es todas las mujeres esperando el agua de espiritualidad y la luz del conocimiento para germinar, crecer y florecer. Es probable que la semilla de la nueva mujer haya germinado, más que en el intento fue atada su raíz, obligándola a permanecer enana, sometida, impotente, paralizada por miedos que en nombre de una ficticia seguridad le ofrecen la protección de una cárcel, paradójica situación que alimenta una alegría artificial que perpetúa cadáveres con apetito, en esta constelación de estrellas apagadas, esperando la oportunidad de despertar.

La germinación de la nueva mujer comienza con un acto de rebeldía, suprema rebeldía, sagrada disidencia de lo establecido, que en nombre de una normalidad anormal, mutilada, esclaviza a la mujer en modernas cárceles de barrotes invisibles.

Es preciso convertir la vida en una maravillosa aventura de aprendizaje sin límites, sin auto engaños, sin verdugos, sin víctimas, sólo con el fervor de crecimiento hecho manera de vivir creativa, timoneada por la imaginación.

Es preciso convertir la vida en una suprema ceremonia, para que todo sea sagrado, todo importante, mas nada demasiado importante como para impedir la lucidez, la serenidad y el amor. Nunca hoy como antes la mujer tuvo la oportunidad de convertirse en una mujer sagrada, en un ser lúcido y sabio, en una guerrera-caminante, conciente de que nada puede perder porque no busca ganar.

Cuán importante es que el despertar de la mujer guerrera esté caracterizado por la tolerancia, la caminante requiere de obstáculos en su camino, obstáculos que fortalezcan su voluntad tornando a sus pasos serenidad y valor.

Las mujeres está regresando convertidas en preciosos seres que derrochan belleza y musicalidad e invitan a los hombres a instalarse y vivir en la dimensión poética de la vida. La mujer sabia no precisa hablar, su presencia es suficiente, su mirada, su silencio, todo es enseñanza, su amor se instala llenando el espacio de luz que habita…quizás todo comience tomándose unas vacaciones a solas, es decir consigo misma,¿qué otra cosa tienes que a tí…? ¿ y si hoy te propusieras cambiar, transformar a la mujer común en una caminante-guerrera, transitando un sueño, encarnando una utopía, vivenciando que el paraíso es un estado de conciencia ? ¿ y si te atrevieras a ser tú misma, silvestre, salvaje, libre, natural, inocente, niña y abuela ? ! cuánta luz volvería iluminar tu rostro! ! cuánto amor emitirían tus ojos ! ! cuánta energía llenaría tus manos !

El despertar de la mujer adquiere connotación de rebelión, supremo acto de valor que convertirá la oruga en mariposa. ! fíjate con qué facilidad se desplaza la luciérnaga en la noche ! En tiempos como estos estamos destinado a vestirnos de luz. A eso hemos venido. EL amor comienza más allá del temor. Mientras tenemos miedo estamos paralizados. Es preciso avanzar en dirección a nuestros peores miedos, es urgente enfrentar nuestros peores monstruos, para descubrir que los tigres son de papel, es preciso prepararse para tener la forma del agua, tan fuerte que perfora la roca y flexible que tiene todas las formas sin dejar de ser agua. Ser mujer en esta época, es una iniciación.

La mujer en este tiempo, en el que hay modificación de códigos energéticos que rigen el planeta (los himalayas le entregan a los Andes el papel magnetizador, convocando el retorno de la energía femenina ) tiene mucha responsabilidad.

EL hombre privilegió lo externo, apostó su vida en favor de lo cuantitativo, descuidó la esencia, pisoteó lo sagrado. Mujer, ¿ comprendes el motivo trascendental de tu paso por la tierra ? si así fuera, todo el universo apoya tus pasos. Y más allá del temor, transita la mujer guerrera, caminante de todos los senderos, porque cuando vivimos en el corazón, donde sea que estemos, estamos en casa… “

CHAMALU TRIBUTO A LA MUJER

Anuncios

Read Full Post »

“La luna nos conecta con nuestra naturaleza cíclica”

luna

Marianna García Legar. Arboleda de Gaia

Dama de la Luna, Dama de la Luna, ven a nosotras Dama de la Luna… (Canción popular)

La luna fue, junto a la menstruación de las mujeres la primera referencia que la humanidad tuvo para medir el tiempo. La regular alternancia de sus fases, repetida cada 29 días –y su sincronía con el sangrado de las mujeres de la tribu– ocurría en un ciclo corto muy accesible a la mente prehistórica, que observándolo pudo llegar a comprenderlo, representarlo y utilizarlo.

Los primeros calendarios de la humanidad que se han hallado consistían en muescas talladas en hueso o piedra reproduciendo ciclos de 13, que podrían contar tanto las lunas de un ciclo solar completo (año) como las menstruaciones de una mujer. La misma palabra menstruación comparte raíz etimológica con mensual y mes.

En las oscuras noches, la humanidad primitiva debe haberse sentido unas veces fascinada por su fría luz nocturna; y otras aterrorizada por su ausencia que abandonaba a todos en la oscuridad de una noche llena de peligros. Nuestros más antiguos antepasados celebraban con enorme alegría el cíclico y regular retorno a la luz, y veneraban ese misterio ligado a la misteriosa sangre de las hembras.

La luna siempre ha estado vinculada a la humanidad, pero muy especialmente a las mujeres. Ha representado la esencia de lo femenino y en la gran mayoría de las tradiciones espirituales ha sido honrada como una diosa.

Muchas culturas han representado el ciclo de la luna como una tríada femenina constituída por la doncella (cuarto creciente), la madre (luna llena) y la abuela (cuarto menguante). Estas tríadas nos ofrecen hermosas metáforas que pueden sustentar las diferentes eta-pas de nuestra vida como mujer. El cuarto rostro de la luna, la luna negra (nueva) no suele representarse porque como hechicera y reina del mundo subterráneo es invisible en la oscuridad de la noche. Llena de un profundo poder femenino salvaje, es el aspecto más misterioso de la Luna, que el patriarcado estigmatizó llenándolo de connotaciones perversas y demoníacas.

La Luna, hija de la Tierra como nosotras, es nuestra hermana. Ella es el espejo que a través de su ciclo de 29,5 días, nos permite comprender con facilidad nuestra propia naturaleza cíclica. Cuando las mujeres asumimos nuestra sincronía con la luna, entendemos la naturaleza de la realidad en la que todo lo que entra al mundo de lo manifestado, se desarrolla, muere y renace en una danza eterna sin principio ni fin.

Las mujeres somos, ante todo, seres cíclicos pero el patriarcado neoliberal en que vivimos no puede aceptar nuestra naturaleza que no responde al mandato de producir 8 horas al día todas las semanas. Cuando una mujer tiene su menstruación, su “luna” como nosotras decimos, lo que necesita es estar tranquila y descansar. No porque esté enferma, sino porque ha llegado el momento de interiorizarse y soñar para poder beber de su fuente interior, nutrir su alma y restaurar su energía. Sin embargo tiene que levantarse para ir a trabajar. En Argentina, en la década de los 50, Eva Perón legisló una ley para que las mujeres pudieran quedarse un día en casa cuando tuvieran su menstruación; yo creo que las mujeres deberíamos reclamar, entre otros, ese derecho.

Sin embargo, las mujeres que participamos en círculos en sincronía con la luna no somos “adoradoras” de la luna, porque el nivel de conciencia del tercer milenio en que nos ha tocado vivir no es el de la prehistoria, cuando realmente creían que la luna era una diosa que vivía en el cielo. Honramos la luna como un símbolo vivo que nos permite entender y celebrar nuestra propia naturaleza cíclica. Nos reunimos para celebrarla porque a través de esa cita mensual sincronizamos nuestro cuerpo con los ritmos del universo entero. Así se ponen en marcha procesos inter-nos que transforman la visión del mundo y de la vida de toda mujer que mantenga esta práctica en círculo durante un tiempo prolongado. Probad durante 13 lunas y notaréis los cambios.

Actualmente, la mayoría de mujeres apenas mira la luna ni le presta ningún tipo de atención. Los vínculos lunares, que nutren los cimientos de la memoria ancestral femenina, han sido interrumpidos. Para las mujeres es imprescindible restaurar esa vinculación.

No es difícil lograrlo. Nuestra naturaleza está tan ansiosa por fluir en libertad que responde con asombrosa velocidad a cualquier brecha que le ofrezcamos.

Lo primero que tenéis que hacer es conseguiros un calendario en el que figuren las fases de la luna y comenzar a medir el tiempo desde una perspectiva lunar. Cambiar nuestra manera de medir el tiempo es la primer medida de libertad que una mujer se debe a sí misma. El calendario lunar es un calendario que refleja los ritmos del universo; en tanto que el calendario gregoriano es una máquina de control político y económico que nos aleja de la naturaleza. No lo olvides, quien controla tu tiempo, controla tu energía. Tú eliges.

—————————————————————————————

El texto que reproducimos a continuación es un extracto del capítulo Conciencia lunar del libro: La Gran Madre Luna. Zsuzsanna Budapest. Ediciones Obelisco. 2001. España

Conciencia Lunar

Queridas lectoras os invito a que esta noche abráis vuestras ventana y busquéis a la Luna. ¿Donde está? ¿Qué hace? ¿Hay luna nueva o creciente? ¿Llena o menguante?. Ahora cerrad los ojos e intentad ver la luna en el interior de vuestro ser. ¿Cómo os sentís?.

Cada noche, o tan a menudo como sea posible, mirad el calendario lunar para saber en qué fase estáis y luego detenéos a observar la luna. Consideradla como a una viaja aliada. Hablad con la luna que hay en vuestro interior tal como hablaríais con una abuela comprensiva.

Las energías de mundo y el magnetismo de todo aquello que contiene agua están gobernados por la luna. Quizás estéis deseando seguir algunas de sus le-yes. Por ejemplo, si queréis que el pelo os crezca deprisa y con más fuerza, debéis cortároslo durante la luna creciente. Prestad atención para ver si realmente experimentáis cambios. Si tenéis que mudaros de casa, el mejor momento para encontrar un lugar adecuado es durante luna nueva.

Cuando haya luna llena, debéis salir a bailar y a divertiros, aunque no os coincida con el fin de semana. Observad vuestro nivel de energía; os daréis cuenta de lo activas y poco cansadas que os sentís hasta altas horas de la noche. La luna llena sólo resulta apropiada para los rituales, el amor y las fiestas. Si toda ésta energía se ve reprimida, debéis ir con cuidado por la calle porque puede haber peleas. También se recomienda conducir con cautela, porque los conductores se hallan bajo la influencia de la luna y ésta todavía los vuelve más locos de lo normal.

Cuando la luna entra en fase menguante, acabad todo lo que iniciasteis durante la luna nueva. No empecéis nada nuevo porque fracasará. No hagáis acuerdos ni firméis contratos; esperad la energía de la luna nueva para hacerlos. La luna menguante es la mejor época para cortaros las uñas de los pies con el fin que éstas tarden más en crecer.

Cuando leáis algo sobre las festividades de la luna celebradas por otras culturas, convertidlas en un acontecimiento vuestro. No importa en qué lugares del mundo hayan podido sobrevivir estas maravillosas festividades. Tan sólo existe un mundo, un planeta y una luna.

La conciencia lunar puede desarrollarse con gran rapidez. Empezaréis a reconocer la fase por la que está pasando la luna sin necesidad de mirarla. Seréis capaces de adivinarla simplemente por el tipo de energía que experimentáis en vuestros cuerpos. Incluso podréis llegar a decir: “estamos en luna menguante, no trabajemos demasiado” o “estamos en luna nueva, ahora es el momento de iniciar todos esos proyectos en los que estuve pensando cuando la luna menguaba”.

La luna y las mujeres tienen establecido un antiguo pacto. Obtuvimos nuestro mágico poder de la luna. Adquirimos todos nuestros conocimientos sobre la agricultura a través de la luna. Creamos una cultura basada en la luna y en la prosperidad. Tenemos lunas en nuestros cuerpos. La luna rige la vida y la muerte: el 60% de los nacimientos se inician en horas lunares, es decir por la noche; y unas veinticuatro horas antes de la luna llena, el número de ingreso en hospitales aumenta considerablemente.

Una vez hallamos despertado nuestra vinculación con la luna, podremos aprender más cosas sobre nuestro mundo y sobre las leyes invisibles de la naturaleza.

Compartido por Arboleda de Gaia

Read Full Post »

La celebración de luna nueva en los círculos de la Arboleda de Gaia

Marianna – Arboleda de Gaia

circulo-de-mujeres

Desde mi punto de vista, la clave del trabajo con lo femenino consiste en la celebración de la Lunas, la pequeña rueda blanca que al girar activa los engranajes de la conciencia femenina. Las mujeres de la Arboleda de las hijas de Gaia nos reunimos en luna nueva para celebrar el nuevo ciclo que comienza. Los encuentros pueden hacerse ese mísmo día, o en los tres días siguientes.

Al comenzar el encuentro nosotras “dibujamos” simbólicamente el círculo invocando a las guardianas de lo femenino recitando la Oración a los cinco linajes de madres para que sus enseñanzas se manifiesten en el trabajo y éste se desarrolle en un espacio seguro y confortable. Después, la mayor del grupo lee en voz alta el Mandato de la Diosa para recordar qué significan las celebraciones de los círculos de mujeres.

Es bonito montar un altar con una vela central. El altar es como una antena que conecta cielo y tierra y nos señala el centro del círculo, ayudando a todas y cada una a activar su propio centro interno.

En el altar se colocan objetos que representan los cuatro elementos: el fuego está presente en la vela; un cristal o piedra para la tierra; una pluma para el aire y un cuenco con agua. Encended algún incienso que os guste para que el humo lleve hacia el cielo la noticia de vuestro encuentro.

También se pueden colocar aquello que la naturaleza nos ofrece en cada estación: hojas secas en otoño, piñas y frutos secos en invierno, flores en primavera y frutos en verano. Todo en nuestro altar nos recuerda que somos hijas de la Madre Tierra y vivimos según sus ritmos respetando cada etapa. A la vez, montar un altar entre todas nos permite trabajar unidas en la creación de belleza, parte esencial de la espiritualidad femenina.

Como la luna nueva es el momento adecuado para iniciar nuevos proyectos, en la rueda de palabra cada una comparte con las demás la siembra simbólica de las semillas de lo que desea ver florecer a lo largo de todo el mes lunar. El círculo es un lugar seguro y amoroso para regar juntas esas semillas con la entrega, el amor y la conciencia de todas.

Al finalizar el encuentro alguna dirige la Autobendición. Luego se cierra el círculo dedicando toda la energía y el amor del encuentro en beneficio de la Madre Tierra y de todos los seres sintientes.

Cómo celebrar la luna en solitario

Si por la razón que sea no puedes reunirte con otras mujeres en luna nueva haz tu propio ritual.

Puedes crear un ambiente confortable, íntimo y misterioso en tu habitación y montar tu altar frente a un espejo de cuerpo entero ante el cual harás tu ceremonia.

Desnúdate y pónte un collar bonito representando la alianza de todas las mujeres que hoy como tú están celebrando la luna en todo el planeta, y recuerda que no estás sola ni aislada y que formas parte de ese círculo sagrado.

Recita las oraciones ante el espejo, canta alguna canción y planta tus semillas. Haz la autobendición y dedica la energía a la Madre Tierra.

MATERIAL DIFUNDIDO POR ASOCIACIÓN ARBOLEDA DE GAIA: arboledasecretaria@yahoo.es

Invocación a los cinco linajes de madres

Os saludamos Guardianas del Este, Madres del Aire, Dama del cuarto creciente, protectoras de todo nacimiento y todo comienzo. Veneramos vuestra fertilidad, vuestro misterio y vuestra sabia alegría. Invocamos la luz de vuestro amanecer.

Os saludamos Guardianas del Sur, Madres del Fuego, Dama de la luna llena. protectoras de los vínculos entre todos los seres. Veneramos vuestra compasión, vuestra ecuanimidad y vuestra sabia generosidad. Invocamos la radiante luz de vuestro amor.

Os saludamos Guardianas del Oeste, Madres del Agua Dama del cuarto menguante, protectoras de la transformación cíclica.

Veneramos vuestro desapego, vuestro poder de curación y vuestra sabia actividad. Invocamos vuestra luz que todo lo transmuta.

Os saludamos Guardianas del Norte, Madres de la Tierra Dama de la luna nueva, protectoras de la interiorización y del retiro. Veneramos vuestro silencio, vuestra quietud y vuestra sabia madurez. Invocamos vuestra fría luz de plata.

Os saludamos Guardianas del Centro, Madres del Vacío, protectoras de la muerte y el renacimiento Invocamos la luz que destruye todos los engaños

Las guardianas han llegado, círculo está abierto, Bendita sea la Gran Madre del universo todo.

Read Full Post »

Las 13 abuelas que sanan la Tierra!

Son trece mujeres indígenas de todo el mundo reunidas por una múltiple reinvindicación: el respeto a la mujer, el valor de los ancianos, la preservación de sus culturas y la salvación de la Tierra y de todos los seres que la habitan.

Cuentan para su acción con medios casi exclusivamente espirituales: las Abuelas poseen la sabiduría que puede curarnos, basada en su contacto directo con la naturaleza y en las enseñanzas transmitidas de generación en generación. Enseñan a hacerle frente al desconcierto actual y la enfermedad con la fe, la tradición y la medicina natural. Desde el 2004 trabajan para todo el planeta en el Consejo Internacional de las trece abuelas indígenas.

El comienzo de la marcha

Fue Bernadette Rebienot, una bwiti con 23 nietos, la que un día visualizó el nacimiento del consejo de abuelas. En su Gabón natal, las reuniones de las ancianas en la selva para orar por la paz y el bienestar del mundo son habituales. Esta visión se materializó cuando Bernadette coincidió con Jyoti,una psicóloga clínica y guía espiritual estadounidense que viajó a África para estudiar con ella. Al comprobar que ambas coincidían en su visión, Jyoti movilizó a su organización, el Center For Sacred Studies, y organizaron tanto la reunión de las Abuelas como el Encuentro Planetario de Mujeres, celebrado en octubre de 2004 en Phoenix, Nueva York, donde las abuelas indígenas y un nutrido grupo de abuelas occidentales debatieron los retos del sistema social actual.

En ese encuentro fue creado el Consejo Internacional de las Trece Abuelas Indígenas.

Su intención es recuperar la voz de la experiencia femenina en una labor que haga perdurar su saber protector a los descendientes de los próximos siglos. Actualmente trabajan para dar a conocer sus intenciones tanto a la clase política como a todos los ciudadanos del mundo.

Desde la primera reunión han celebrado varios encuentros: En Pojoaque, Nuevo México; en California; en la amazonia brasileña; en Oaxaca, México y, en setiembre de 2006, en Darhamsala don-de fueron recibidas por el Dalai Lama.

Berndette Rebienot

Bernardette nació en Libreville. Es madre de 10 hijos y ha trabajado como profesora y coordinadora de escuela. Además es sanadora, maestra del rito Iboga Bwiti y de los rituales de iniciación femeninos. Desde las selvas tropicales de Gabón, cuenta:

«Nuestro planeta está enfermo por los interminables estragos causados por la gente, la contaminación, la deforestación, los abusos de poder, los celos y el odio. La Tierra sufre de horribles guerras que transforman a la gente en monstruos. Además están las pandemias: el sida, la malaria, el cáncer y otras plagas. Estas enfermedades se agravan con el hambre, una pobreza que va en aumento, la muerte de ideas y culturas y el desprecio y rechazo del prójimo, cuna de todas las formas de discriminación. Hemos perdido el camino. La naturaleza nos lleva hablando desde hace ya algunos años y manifiesta su dolor con terribles y precisas catástrofes, a través del aire y el agua, el fuego y las olas de calor.

»He estado al servicio de la gente desde joven como doctora tradicional y sanadora, pero donde encuentro vida es en la selva. Es aquí donde todavía sé como convertirme en un todo con un paisaje lleno de miles de misterios. La selva no absorbe mi ser. Todo lo contrario, me permite capturar los secretos de lo invisible, de los que somos depositarios. Creo que pronto estos secretos se convertirán en valiosas brújulas para la humanidad. He elaborado remedios escuchando los secretos de la selva. He aprendido sobre la fragilidad y la infinita pequeñez de la humanidad, la vanidad de nuestros excesos y la efímera naturaleza de nuestra existencia. Me han enseñado la fuerza de la paz y la familia unida. La humanidad debe reconciliarse con la naturaleza. Los pueblos del futuro no serán aquellos que creen únicamente en la lógica, el reino de los números y el capi-tal; sino los que hayan entendido que la red de la sociedad del mañana se sustentará en el respeto y la consideración por el prójimo. Así el diálogo reemplazará a la guerra».

Agnes Baker-Pilgrim

Agnes Baker-Pilgrim es la mujer viva más vieja de los indios del río Rogue, los Takelma bamd de los grandes bosques al sur de Oregón, EEUU. Su tribu la considera una leyenda viva, embajadora de la MadreTierra.

«En mi pueblo existe una historia que cuenta que la única obligación que nos dejaron los antepasados fue rezar, por lo que me convertí en una oradora.

Viajo a diferentes países siendo una voz para los que no la tienen, porque todas las cosas creadas necesitan una voz. Se me pide que rece por los tigres de Bengala, por los animales de África, por los lobos, por el salmón o por el río Ganges de la India. Fui a Australia para rezar por el río Mu-rray-Darling y su contaminación y también lo hice por los cóndores y ahora están regresando a Oregón, después de haberse ido hace unos 200 años. Mi tribu me envía a regiones que necesitan oraciones y bendiciones. Se me envía a bautizar un barco, a estrenar edificios, a prestar testimonio en lugares protegidos y a luchar por la vida de plantas únicas. Me han llamado para dirigir plegarias y detener talas de bosques, o para ser grupo de presión en Washington y de este modo salvar nuestro lugar sagrado, Siskiyou, aquí en Oregón, que tiene flora que no crece en ningún otro lugar de la Tierra.

Hasta el momento, lo hemos conseguido y continuaremos luchando. Como miembro titular de mi tribu, las Tribus Confederadas de los Indios Siletz, he luchado para lograr mejoras en cultura y tradición.

He estado a las puertas de la muerte; sobreviví a un cáncer en 1982. Le pedí al Gran Espíritu que me salvara porque me quedaba mucho por hacer. El ha respondido a muchas de mis plegarias y yo reparto bendiciones porque se me ha permitido ser una mediadora.

»Ya es hora de que unamos nuestras oraciones a las de todos los pueblos de la Tierra. Juntos podemos acabar con los abusos a mujeres y niños, el hambre, la falta de protección de nuestras plantas medicinales y el consumo de drogas. Po-demos estar unidos sin que importe cuáles sean nuestras creencias religiosas o espirituales y luchar por salvar nuestra Madre Tierra y rescatar nuestra propia existencia.

Estamos todos juntos en esta “canoa agujereada” por lo que debemos ser fuertes y seguir hasta que nuestros corazones toquen tierra».
Flordemayo

Más al sur, en la frontera de Nicaragua y Honduras, la indígena maya Flordemayo aprendió de su padre chamán, y de su madre sanadora las costumbres y métodos de curación de su pueblo. La honradez y la espíritualidad son los pilares de su mensaje:

«Nunca me he preguntado qué he venido a hacer a este mundo; siempre he entendido mi objetivo a través de mi diálogo personal con el espíritu de mis antepasados, mediante visiones y sueños.

Crecí aprendiendo a interpretar sueños, era obligatorio en mi familia. El Consejo de las Abuelas estaba ya escrito en piedra para mí: era mi destino. Había oído hablar de él en las profecías del pueblo maya y también me fue otorgada una visión directa de que el Consejo se iba a reunir.

Elegí aceptar un puesto en el Consejo porque sentí que somos muchos en el mundo los que hemos perdido el contacto con lo básico. Las mujeres llevan más toxinas en sus cuerpos ahora que nunca. Es esperanzador volver a enseñar a la gente a cultivar y sobrevivir. Estamos reaprendiendo a cuidar la Madre Tierra. Con esto permitimos que el espíritu de las plantas y las aguas sagradas nos sanen.

»Creo que la tierra y los elementos tienen la capacidad de autocurarse. Quizás no ocurra durante nuestra vida, todo lleva su tiempo. Vivimos bajo una ley sagrada: la vida es un círculo. Nada está oculto, y siempre hay una razón para que las cosas ocurran. Creo que la sanación del mundo es posible. Pero para lograrlo se necesita un buen grupo de gente que crea en ello para hacerlo realidad.

»El mejor modo de curárnos a nosotros mismos es honrar nuestros espíritus libres. Honrándolos, nos volvemos comprensivos; cuando somos comprensivos nos volvemos honrados y podemos continuar con nuestras vidas. Tenemos que encontrar también nuestro propio camino individual. Puede costarnos toda una vida conseguirlo, pero es necesario».
La profecía del tambor

El Tambor de las Abuelas es uno de los instrumentos del Consejo. Fue construido en el año 2000 a partir de una visión de las indígenas de Alaska para convertirlo en el símbolo de su misión.

Tiene 200 cristales en su base en forma de tetera de unos dos metros de diámetro, y viaja por todo el mundo como un símbolo de unión universal.

Dicen que su sonido mueve almas y corazones. Su centro de piel de búfalo emite un estruendo clave para curar el mundo en la próxima década.

Las Abuelas recorren con él el Anillo de Fuego geológico de nuestro planeta, un fuego que si se activa, según la profecía de las Abuelas, renovará la voluntad global de reconciliación y paz.

Extracto del texto de o.Otxoa y Ramya
Ramanathan- Revista Integral

Compartido por La Vos de la Arboleda de Gaia

Read Full Post »

El mandato de la Diosa

diosa

Texto atribuído a Doreen Valiente, 1922-1999

¡Mujer, escucha el mandato de la Gran Madre!:

Una vez al mes en Luna Nueva o Llena, todas las mujeres os reuniréis en algún lugar secreto en nombre mío. Allí os enseñaré cosas desconocidas y seremos libres de la esclavitud.

En alabanza mía, bailaréis, comeréis, haréis música y os regocijaréis ya que mío es el éxtasis del espíritu, y mía es también la alegría de la

tierra, ya que mi ley es el amor a todas las cosas.

Mantened puros vuestros ideales más altos, luchad siempre por ellos, no os detengáis ni os desaniméis porque mía es la puerta secreta que lleva a la tierra de la juventud, y mía es la copa del vino de la vida y el caldero que es el Grial sagrado de inmortalidad.

Yo soy la diosa graciosa que otorga el regalo de la alegría de la vida a los corazones. En la Tierra doy conocimiento del espíritu eterno, y más allá de la muerte doy paz y libertad y me fundo con todos.

No pido sacrificios porque soy la madre de todos los seres y mi amor se vierte sobre la tierra.

Yo, que soy la belleza de la tierra verde y la blanca luna entre las estrellas y los misterios de las aguas y el deseo de los corazones, llamo a vuestra alma para que se levante y venga a mi, pues yo soy el alma de la naturaleza que da vida al universo. De mí proceden todas las cosas y a mí todas las cosas deben retornar. Por ello ante mi rostro, amado por dioses y humanos, permitid que vuestro interior más profundo se abra al rapto del infinito.

Que mi culto provenga del corazón que se regocija, ya que todos los actos de amor y de placer son mis rituales. Que tengáis la belleza y la fortaleza, el poder y la compasión, el honor y la humildad, la alegría y la reverencia.

Y vosotras, mujeres que queréis conocerme, debéis saber que esa búsqueda y ese anhelo no servirán de nada si no os abrís el misterio, pues todo lo que buscáis fuera sólo lo encontraréis dentro de vosotras mismas. Recordad que estoy con vosotras desde el principio y soy lo que llega cuando se acaba el deseo.

Sed bendecidas”

MATERIAL DIFUNDIDO POR ASOCIACIÓN ARBOLEDA DE GAIA: arboledasecretaria@yahoo.es

Read Full Post »

Agradezco a mi hermana HAYAR por compartirme esta canalización de Kryon, impulsando el despertar de lo femenino..

LAS ENERGÍAS FEMENINAS- Por KRYON

Esta enseñanza que comenzaremos a entregar, será canalizada por la esencia femenina y es especial para las mujeres de esta tierra y también de los hombres que entiendan la energía femenina, para que también la puedan desarrollar. Para que se entienda lo que es energía femenina, es energía de amor dulce, de amor suave, amor amplio, amor sin barreras, sin ego, de amor incondicional, de amor receptivo, intuitivo, sabio, comprensivo, amor de niña, de adolescente, de mujer, mujer madura, de energía de amor que todo lo abarca, energía de amor germinadora que anida la semilla, la semilla latente que está lista, lista a salir de su cáscara y germinar. La energía femenina es también energía sexual, energía de la pasión, de la pasión que todo lo puede, energía de la pasión de los hijos, de la pasión de procrear, energía de la pasión por una causa, de la pasión por un ritual. También la energía femenina es la luna, son las estrellas, la energía femenina es todo abarcante, la energía femenina ha estado postergada y oculta por eones. Hoy en esta era, en estos tiempos de cambio, en estos tiempos de crecimiento y ascensión, la energía femenina como nunca esta despertando, ha despertado ya en muchos seres, en muchos corazones, tanto del género masculino como del género femenino, y ya no podrá ser mas aplastada, ni apabullada. Ella ha despertado, así como nuestra amada Gaia esta tan despierta, por su contraparte. La energía femenina todo abarcante, está en cada uno de los seres de este planeta, más, mal entendida por muchos, por aquellos que no tienen su conciencia despierta aun, creen que la energía femenina en los hombres tiene que ver con ser gay, y no es así. Tampoco la energía femenina tiene que ver con el movimiento feminista que hubo tan fuertemente hace muchos años atrás. La energía femenina todo abarcante es LA MADRE, la madre en todo su sentido es todo abarcante, es bella, procrea, ella anida, ella alimenta, ella cuida, ella lo hace todo. La energía femenina también es primavera, en que todo vuelve a nacer; es el principio del crecimiento, es la contención, la energía femenina es Gaia, ya lo dijimos, Gaia en su totalidad. Porque Gaia se sacude? No solo porque Gaia, como dicen por ahí, se esta acomodando o re acomodando, Gaia se está sacudiendo de las energías masculinas que han sido aplastantes, que han sido desconsideradas, que por eones, eones de tiempos, regidas por el poder del hombre queriendo controlarla, queriendo ser más, queriendo silenciarla, y hoy, Gaia despierta, alerta y conciente ha despertado a los seres humanos de energía y conciencia femenina . Cada vez hay más grupos de mujeres trabajando en sí mismas para desarrollar su potencial femenino, su energía femenina, y también trabajando por otras mujeres, trabajando para la Madre Gaia, y poco a poco se están sumando los seres masculinos que han ido despertando su energía femenina. Aunque hay muchas mujeres que reniegan de los hombres, cada vez hay más seres masculinos que están equilibrando sus energías, aprendiendo a estar en su energía femenina, pudiendo así entrar en este mundo de lo receptivo, de lo creativo, de lo sensible y lo sensual, pues la energía femenina también es muy sensual en su suavidad y en su sensibilidad. La energía femenina todo abarcante es la que prima hoy en el planeta, es la que provoca movimientos, muchos movimientos internos del despertar. Muchas veces escuchamos que muchos de vosotros decís: “las energías están muy revueltas, que está pasando?” Muchos guías y maestros dicen – “es la luz, mucha energía que está llegando al planeta” – y yo os digo – que parte de esa luz, parte de esa energía es el despertar de esto, remece hasta lo más profundo del alma, el alma sabe. Sois los seres humanos que no sabéis, por eso hay tanta revoltura en el planeta hoy. Luz llegando, mucha energía llegando. Es así que os decimos, queridos y queridas amigos y amigas que habitáis en este planeta, esta Madre Gaia que está presente como nunca con su energía femenina, os decimos – acoged, abrazad esta energía femenina para que la vida y la estadía en este planeta se haga más fácil. Ya la lucha entre el femenino y el masculino, no es necesaria. Arcángel Miguel ha enviado sus mensajes de las almas gemelas, que es la unión del femenino y masculino. Cuando vosotros integréis ambas energías, entonces podréis ir de una a la otras, pues ambas estarán en equilibrio, veréis como abrazando masculino y el femenino, llegáis al todo, donde no hay separación, donde la dualidad ya no existe. Al unir, al fusionar ambas energías, podéis ser ambos en todo momento y se produce un encantamiento, se produce un enamoramiento entre ambos. La energía femenina estará presente la mayor parte del tiempo. La energía masculina estará presente cuando sea necesario, la energía de acción, dirección y concreción. Es un baile, es un bello baile, baile armónico, un baile gozoso, un baile suave y apasionado, también cadencioso, es una palabra que Sol Naciente usa, baile cadencioso entre la energía femenina y masculina, experimentadlo y así veréis la belleza en esta unión. Ciclos, vosotros también tenéis ciclos y todo lo que está, todas las cosas y todo ser viviente, hasta los muebles viejos han cumplido su ciclo y son desechados, todo es un círculo, todo es un ciclo de espirales. Vosotros, queridos, queridas, amigos y amigas estáis en el medio de los ciclos, cerrando el ciclo masculino, abriendo el ciclo femenino y todo va y viene. Continúen el camino que vosotros habéis abierto para ellos

con vuestra energía masculina, y otro ciclo se cierra y comienza

el de la integración. 27 de Junio, 2007 Kryon del Servicio Magnético.-Canalizado por Sol Naciente

Read Full Post »

ENTREVISTA A LA ABUELA AGNES BAKER PILGRIM

“Una vez al día hay que hacer callar el cerebro”

por Nuria Navarro – La Contra de El Periódico – 25/08/2008

gaceta9_img_2

Preside el Consejo Internacional de las 13 Abuelas Indígenas, guardianas de enseñanzas ancestrales. El libro “La voz de las trece abuelas” que acaba de publicar Editorial Luciérnaga las condensa.

-En su tribu, la de los siletz, la conocen como Lucero del Alba.

-Mi nombre es Taowhywee, que significa Lucero del Alba, sí. Soy una leyenda viva. La guardiana de la Ceremonia Sagrada del Salmón.

– ¿Ceremonia Sagrada del Salmón?

-La hembra del salmón hace un peligroso viaje río arriba, deposita los huevos y muere dejándose arrastrar por la corriente. Su carne se va desmigajando y de ella se alimentan 33 tipos de pájaros y 44 otros animales.

-Cruel.

-Pues en el origen, los salmones eran como nosotros. Tenían dos patas y vivían en bellas ciudades en el fondo del océano. Pero eligieron cambiar de forma y sacrificarse para alimentarnos. Mi pueblo celebraba la ceremonia del salmón en el río Rogue desde hacía 22.000 años, pero los buscadores de oro ensuciaron el río hace 150 años… Yo he limpiado el río y he restaurado el rito para mostrar el valor de la reciprocidad.

– ¿Ese tipo de mensajes aporta el Consejo de las 13 Abuelas?

-Sí. Las abuelas, procedentes del Ártico al Nepal, y de Gabón al Tíbet, hemos creado una alianza para la educación y la sanación de la Madre Tierra. Trabajamos para las siete generaciones futuras. Nosotras, preocupadas por la destrucción de la naturaleza y de nuestras formas de vida indígenas, afirmamos que los dueños de la tierra son los niños y que el camino es la compasión.

– Fueron a decirle eso al Papa y las echó con cajas destempladas.

-Emocionadas, quisimos entrar en la basílica de San Pedro con nuestras plumas, tatuajes y bastones sagrados y la guardia vaticana nos echó de allí. Aun así, sé que nuestro mensaje llegó a Benedicto XVI.

– ¿Hicieron algo que molestara? ¿Algún cántico o baile o…?

– Solo rezar. Creo que su gesto fue una exhibición del poder patriarcal. Pero nosotros somos nutrientes, las dadoras de vida, las únicas que podemos llevar más de un espíritu en nuestro cuerpo. Somos las que, cada 28 días, damos nuestra sangre a la tierra. En el principio del mundo también había diosas, y los hombres intentaron acabar con eso, pero las Abuelas vamos a reparar ese daño.

– Suerte en la empresa. ¿Cómo trabaron relación entre ustedes?

-Desde el principio, este Consejo se originó en el mundo del espíritu. Todas, la mayoría mujeres medicina y sanadoras, fuimos llamadas para erradicar la ceguera espiritual. Unas, de niñas, y otras más tarde. Pero querrá saber cómo contactamos, ¿no?

– Así es.

-Jyoti, Jeneane Prevatt, directora del Centro de Estudios Sagrados, sintió la necesidad de dar a conocer la cultura de las abuelas indígenas. Mandó muchas cartas y las ancianas contestaron que sabían en lo más profundo de sí mismas que tenían que participar en el proyecto. Quedamos 13 y el Dalái Lama nos dijo que el mundo nos necesitaba. Trabajamos para proteger la tierra, la medicina tradicional, las lenguas y las ceremonias ancestrales.


Son mujeres, ancianas y humildes. Un difícil pun-to de partida.

¡Tenemos a nuestro Creador junto a nosotras! A medida que hagamos nuestro viaje, dejaremos una huella que permanecerá cuando ya no estemos. Nuestro mensaje de paz y de amor y nuestra preocupación por el agua y los bosques calarán. Estamos obligadas a preservar la belleza.

-No solo para su tribus, sino para el mundo.

– Sí. El viento, el agua, la lluvia, los animales y la vegetación no tienen voz, y nosotras les prestamos las nuestras.

– ¿Qué dicen el viento, el agua, la lluvia, los animales y la vegetación?

-Que nuestras sociedades deben ser autosostenibles o moriremos antes de lo que creemos. En nuestra tribu, por ejemplo, fabricamos latas de bebidas con pasta de trigo.

-Biodegradables.

-¿Quiere otro consejo? Hay que llevarse bien con la familia, ser agradecidos y llevar una vida libre de agentes químicos. ¡Eso es muy importante! Nuestro cuerpo es nuesto templo, y es nuestro deber mantenerlo limpio. Y aunque el mayor regalo que el Creador nos ha hecho es darnos el cerebro, una vez al día hay que hacerlo callar y dejar que hable el corazón. Eso equilibra.

-Así logró vencer al cáncer, asegura el libro de Carol Schaeffer.

-Lo logré al aceptar el camino espiritual. Hay medicinas tan eficaces como la sonrisa. Cuando sonríes, te iluminas como un sol y eso es bueno para ti y para los que te rodean.

-Ojalá eso curara.

-También sé que no soy nada sin el Creador, que es masculino y femenino a la vez.

– Eso sí que no sentará bien al Vaticano.

-Para que sientan lo que yo siento, tienen que caminar a través de mis palabras. Yo misma debo caminar sobre mis enseñanzas.

Compartido por Arboleda de Gaia

Read Full Post »

Older Posts »