Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘aloe’

ALOE VERA

Cuando decimos áloe vera, significa verdad o verdadero, que antiguamente se utilizaba para calificar a todas las especies de óptimas propiedades medicinales.

Las diversas variedades de áloe tienen su origen, por lo general, en las regiones cálidas y áridas de Africa meridional y oriental; espontáneamente se desarrollan en las diferentes zonas cálidas del mundo; en algunas regiones de Asia, China, India y Japón; en la zona meridional de España (introducidas por los moros), en Las Antillas y en algunos países de América llevadas luego del descubrimiento). El nombre del lugar de origen, el de su descubridor o el de sus propiedades más salientes, dan el nombre a cada variedad de áloe, para conocer profundamente cada especie y los híbridos que se van formando se necesita el conocimiento especializado de un aloísta.

Son plantas que se adaptan a los ambientes secos, tienen hojas grandes de color verde grisáceo o azulado, algunas veces con manchas o puntos duros; son carnosas, sin fibra, aunque hay algunas finas y duras, tienen forma triangular, puntiagudas, que crecen en rosetas compactas. Algunos carecen de tallo. Sus flores son de colores variables, brillantes y llamativos (rojo, anaranjado o amarillo) son tubulares y están compuestas de 6 piezas. Por lo general crece en invierno y su floración varía según las especies, en primavera, verano o invierno.

El Aloe Vera es un excelente limpiador y antiséptico natural (contiene al menos seis agentes antisépticos: lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinámico, fenol y azufre), que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos (en algunas ocasiones cruzando siete capas distintas), actúa como anestésico calmando todo tipo de dolores (especialmente los musculares y de las articulaciones) y tranquilizando los nervios, posee una gran actividad bactericida, y también destruye numerosos tipos de virus. Es fungicida, antiinflamatorio, antiprurítico (detiene la comezón), altamente nutritivo (contiene vitaminas, minerales y azúcares), dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona afectada, descompone y destruye los tejidos muertos (incluyendo el pus), favorece el crecimiento celular normal (acelerando la curación de llagas y heridas), hidrata los tejidos y es antipirético (elimina la sensación de calor en las llagas, úlceras e inflamaciones).

El A-Z del Aloe Vera

A. Alergias, abscesos, adicciones (a drogas diversas), aftas, afonía, agotamiento, asma, ampollas, amigdalitis, acné, acidez de estómago, anemia, artritis, arteriosclerosis, anorexia.

B. Bronquitis, bursitis.

C. Calambres musculares, calvicie, caspa, cataratas, celulitis, ciática, cirrosis, cólicos, colitis, contusiones, cortes, cistitis, carbunclo, cortes al afeitarse, catarros, congestión intestinal, cáncer, cándida, comezones de todo tipo, congestión nasal.

D. Dermatitis, diabetes, disentería, depresión, dolores de cabeza, dolores de las articulaciones, dolores de muelas, dolores de estómago, dolores musculares, desarreglos evacuatorios, disfunciones intestinales.

E. Edema, erisipela, epidermitis, exantema, enteritis, esterilidad debida a ciclos anovulatorios, esclerosis múltiple, esguinces, erupciones, enfermedades de las encías, estreñimiento.

F. Forúnculos, fiebres sin identificar, flatulencias.

G. Gangrena, glaucoma, gota, gripe

H. Hemorroides, hepatitis, herpes genital, herpes zoster, halitosis; heridas de todo tipo, hipertensión, hongos.

I. Insuficiencia arterial, insomnio, ictericia, irritación bucal, indigestión, infecciones por levaduras, infecciones de la vejiga y de los riñones.

K. Keratosis folicularis.

L. Laringitis, lepra, lupus, luxaciones, leucemia.

M. Mal aliento, mastitis (en las vacas), manos ásperas, manchas en la piel, manchas congénitas, meningitis, miopía, mordeduras de serpientes.

N. Náuseas de todo tipo.

O. Obesidad, olores (supresión del mal olor en las úlceras), enfermedades de los ojos.

P. Pie de atleta, piel seca, pezones estriados, parásitos intestinales, picaduras de insectos, pecas seniles, picaduras de víboras y alacranes, psoriasis, prostatitis, picores de todo tipo, problemas del páncreas diversos.

Q. Quemaduras (térmicas, por radiación, solares, químicas ó por líquidos).

R. Resfriados.

S. Sabañones, seborrea, sinusitis, SIDA.

T. Tendinitis, tracoma, tuberculosis, torceduras, tos, tortícolis.

U. Uñas encarnadas, úlceras en las piernas, úlcera péptica, úlcera de duodeno, (todo tipo de úlceras), urticaria.

V. Vaginitis, várices, virus de Epstein.

Z. Zoster (herpes).

Usos del áloe en general:

· Enfermedades infecciosas: tuberculosis, anemia, parálisis de diversos tipos, curativo de fístulas, heridas, etc.

· Enfermedades cardiovasculares.

· Enfermedades digestivas: gastritis, úlceras, etc.

· Enfermedades hepáticas: hígado, vesícula.

· Enfermedades renales: riñones, vejiga.

· Enfermedades reumáticas: artritis, artrosis, gota.

· Enfermedades circulatorias: varices, hemorroides.

También se aplica en el tratamiento de enfermedades venéreas; es eficaz para tratar la diabetes y se indica para las enfermedades de la mujer. Tiene la capacidad de combatir virus y bacterias: ayuda a segregar jugo gástrico, favorece la digestión y es energético del corazón y el sistema nervioso.

Usos cosméticos:

El Aloe es un ingrediente importante en muchos productos de belleza.

Penetra en las tres capas de la piel: Epidermis, la dermis, la hipodermis, y expulsa las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la reproducción de nuevas células.

Al ser un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel, cuando se usa con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la medida de los poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje.

Como el Aloe Vera es astringente, se ha de combinar su uso con una crema hidratante, preferentemente que lleve Aloe entre sus componentes. Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol, si se usa por un largo periodo de tiempo.

El aloe, utilizado después del afeitado, da buenos resultados, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Así usando una loción después del afeitado, dará una sensación de gran alivio. Igualmente, en este sentido, es muy eficaz utilizado después de la depilación: evita erupciones, granitos y rojeces, cerrando rápidamente los poros dilatados. También es muy efectivo en la prevención o eliminación de pequeñas estrías. Es importante la hidratación de la piel con aceite o crema después que el aloe haya penetrado en la piel.

Read Full Post »