Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Hierbas medicinales’ Category

ALOE VERA

Cuando decimos áloe vera, significa verdad o verdadero, que antiguamente se utilizaba para calificar a todas las especies de óptimas propiedades medicinales.

Las diversas variedades de áloe tienen su origen, por lo general, en las regiones cálidas y áridas de Africa meridional y oriental; espontáneamente se desarrollan en las diferentes zonas cálidas del mundo; en algunas regiones de Asia, China, India y Japón; en la zona meridional de España (introducidas por los moros), en Las Antillas y en algunos países de América llevadas luego del descubrimiento). El nombre del lugar de origen, el de su descubridor o el de sus propiedades más salientes, dan el nombre a cada variedad de áloe, para conocer profundamente cada especie y los híbridos que se van formando se necesita el conocimiento especializado de un aloísta.

Son plantas que se adaptan a los ambientes secos, tienen hojas grandes de color verde grisáceo o azulado, algunas veces con manchas o puntos duros; son carnosas, sin fibra, aunque hay algunas finas y duras, tienen forma triangular, puntiagudas, que crecen en rosetas compactas. Algunos carecen de tallo. Sus flores son de colores variables, brillantes y llamativos (rojo, anaranjado o amarillo) son tubulares y están compuestas de 6 piezas. Por lo general crece en invierno y su floración varía según las especies, en primavera, verano o invierno.

El Aloe Vera es un excelente limpiador y antiséptico natural (contiene al menos seis agentes antisépticos: lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinámico, fenol y azufre), que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos (en algunas ocasiones cruzando siete capas distintas), actúa como anestésico calmando todo tipo de dolores (especialmente los musculares y de las articulaciones) y tranquilizando los nervios, posee una gran actividad bactericida, y también destruye numerosos tipos de virus. Es fungicida, antiinflamatorio, antiprurítico (detiene la comezón), altamente nutritivo (contiene vitaminas, minerales y azúcares), dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona afectada, descompone y destruye los tejidos muertos (incluyendo el pus), favorece el crecimiento celular normal (acelerando la curación de llagas y heridas), hidrata los tejidos y es antipirético (elimina la sensación de calor en las llagas, úlceras e inflamaciones).

El A-Z del Aloe Vera

A. Alergias, abscesos, adicciones (a drogas diversas), aftas, afonía, agotamiento, asma, ampollas, amigdalitis, acné, acidez de estómago, anemia, artritis, arteriosclerosis, anorexia.

B. Bronquitis, bursitis.

C. Calambres musculares, calvicie, caspa, cataratas, celulitis, ciática, cirrosis, cólicos, colitis, contusiones, cortes, cistitis, carbunclo, cortes al afeitarse, catarros, congestión intestinal, cáncer, cándida, comezones de todo tipo, congestión nasal.

D. Dermatitis, diabetes, disentería, depresión, dolores de cabeza, dolores de las articulaciones, dolores de muelas, dolores de estómago, dolores musculares, desarreglos evacuatorios, disfunciones intestinales.

E. Edema, erisipela, epidermitis, exantema, enteritis, esterilidad debida a ciclos anovulatorios, esclerosis múltiple, esguinces, erupciones, enfermedades de las encías, estreñimiento.

F. Forúnculos, fiebres sin identificar, flatulencias.

G. Gangrena, glaucoma, gota, gripe

H. Hemorroides, hepatitis, herpes genital, herpes zoster, halitosis; heridas de todo tipo, hipertensión, hongos.

I. Insuficiencia arterial, insomnio, ictericia, irritación bucal, indigestión, infecciones por levaduras, infecciones de la vejiga y de los riñones.

K. Keratosis folicularis.

L. Laringitis, lepra, lupus, luxaciones, leucemia.

M. Mal aliento, mastitis (en las vacas), manos ásperas, manchas en la piel, manchas congénitas, meningitis, miopía, mordeduras de serpientes.

N. Náuseas de todo tipo.

O. Obesidad, olores (supresión del mal olor en las úlceras), enfermedades de los ojos.

P. Pie de atleta, piel seca, pezones estriados, parásitos intestinales, picaduras de insectos, pecas seniles, picaduras de víboras y alacranes, psoriasis, prostatitis, picores de todo tipo, problemas del páncreas diversos.

Q. Quemaduras (térmicas, por radiación, solares, químicas ó por líquidos).

R. Resfriados.

S. Sabañones, seborrea, sinusitis, SIDA.

T. Tendinitis, tracoma, tuberculosis, torceduras, tos, tortícolis.

U. Uñas encarnadas, úlceras en las piernas, úlcera péptica, úlcera de duodeno, (todo tipo de úlceras), urticaria.

V. Vaginitis, várices, virus de Epstein.

Z. Zoster (herpes).

Usos del áloe en general:

· Enfermedades infecciosas: tuberculosis, anemia, parálisis de diversos tipos, curativo de fístulas, heridas, etc.

· Enfermedades cardiovasculares.

· Enfermedades digestivas: gastritis, úlceras, etc.

· Enfermedades hepáticas: hígado, vesícula.

· Enfermedades renales: riñones, vejiga.

· Enfermedades reumáticas: artritis, artrosis, gota.

· Enfermedades circulatorias: varices, hemorroides.

También se aplica en el tratamiento de enfermedades venéreas; es eficaz para tratar la diabetes y se indica para las enfermedades de la mujer. Tiene la capacidad de combatir virus y bacterias: ayuda a segregar jugo gástrico, favorece la digestión y es energético del corazón y el sistema nervioso.

Usos cosméticos:

El Aloe es un ingrediente importante en muchos productos de belleza.

Penetra en las tres capas de la piel: Epidermis, la dermis, la hipodermis, y expulsa las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la reproducción de nuevas células.

Al ser un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel, cuando se usa con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la medida de los poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje.

Como el Aloe Vera es astringente, se ha de combinar su uso con una crema hidratante, preferentemente que lleve Aloe entre sus componentes. Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol, si se usa por un largo periodo de tiempo.

El aloe, utilizado después del afeitado, da buenos resultados, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Así usando una loción después del afeitado, dará una sensación de gran alivio. Igualmente, en este sentido, es muy eficaz utilizado después de la depilación: evita erupciones, granitos y rojeces, cerrando rápidamente los poros dilatados. También es muy efectivo en la prevención o eliminación de pequeñas estrías. Es importante la hidratación de la piel con aceite o crema después que el aloe haya penetrado en la piel.

Read Full Post »


Ginkgo Biloba


Perteneciente a la familia de las gincoaceas.

El periodo de vida de este árbol puede llegar hasta los mil años .

Estimula la red de vasos que llevan sangre y oxigeno a todo el cuerpo. Es recomendada para acelerar el sistema circulatorio lento y la irrigación cerebral. Se indica especialmente en casos de varices, hemorroides, reducción del rendimiento intelectual, perdida de memoria, fragilidad capilar y demencia vascular.

Valeriana


Valeriana officialis, V. Effusa.

Es una planta perenne dotada de rizoma subterráneo, pertenece a la familia de las Valereanaceas. Las virtudes medicinales se encuentran en la raíz, la cual despide un olor fuerte.

Durante el medioevo fue llamada “curalotodo”, en el siglo XIX la denominaron “el Valium del siglo”. Esta hierba ejerce un efecto sedante sobre el sistema nervioso central en su conjunto. Por lo cual posee propiedades tranquilizantes.

Es excelente para combatir la ansiedad, el nerviosismo, el insomnio y la angustia; así como las afecciones nerviosas asociadas con el dolor, e incluso las migrañas y los calambres musculares. No produce efectos narcóticos.

Centella Asiática


Las hojas y las flores de la Centella Asiática tienen propiedades cicatrizan tes y depurativas. Estimulan la circulación de la sangre y la linfa y la eliminación de las sustancias de desecho. Favorecen la síntesis de colágeno y las proteínas. Protegen y refuerzan los vasos sanguíneos y devuelven, por lo tanto, la elasticidad a los tejidos.

Es un buen coadyuvante contra la celulitis y la fragilidad capilar.

Es un excepcional complejo antiarrugas y renovador de los tejidos. Aconsejada para las arrugas incluso las más acusadas cicatrices e imperfecciones de la piel debidas al paso del tiempo.

Controla la formación de las fibras colágenas y elásticas.

Ideal para todo tipo de cutis, incluso las pieles con acné, por su gran poder cicatrizante.

Uña de gato peruana

Los indígenas de la selva peruana, la han usado por siglos como medicina, para tratar las enfermedades inflamatorias como la artritis, para limpiar el tracto digestivo y para tratar el cáncer.

Principales propiedades:

· Inmunoestimulante. Es útil en cáncer, sida, candidiasis sistémica y herpes varios.

· Antiinflamatoria. Útil en artritis reumatoide, artritis diversas, bursitis, reumas, lupus y fibromialgias.

* Antirradicales libres: eficaz en procesos inflamatorios, cancerosos, estados febriles.

· Antiviral: Útil contra el virus del sida HIV, herpes genital, resfríos, sinusitis, otitis, virus de la estomatitis vesicular, conjuntivitis.

· Desintoxicante de toxinas ambientales: eficaz en fatiga crónica, depresión orgánica y acné.

Te verde


El té verde es una de las bebidas más antiguas del mundo. Durante siglos fue una la bebida de preferencia en los países asiáticos.

Procede de la misma planta que el té negro (Camellia sinensis).

El té verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos del envejecimiento por sus propiedades antioxidantes.

Fortalece el sistema inmunológico, estimula el sistema nervioso central; ayuda a reducir de peso gracias a sus propiedades termogénicas.

Herboristería Mórtola SRL

Av. Uruguay 1917 esq Arenal grande (tel 4097131)

Read Full Post »

Hierbas Medicinales!

Una cultura milenaria

Durante miles de años las hierbas han ocupado un lugar muy importante en la vida del hombre, en diferentes épocas y culturas han sido utilizadas en la prevención y tratamiento de diversas enfermedades.

Desde la segunda mitad del siglo XX los seres humanos han sentido una creciente atracción por lograr una vida más natural. En este afán ha mostrado gran interés por los beneficios de la naturaleza. Ha recurrido especialmente a la utilización de las plantas y las hierbas, en la búsqueda de una vida más sana.

Muchos investigadores han intensificado sus estudios científicos sobre las plantas, cuyos resultados avalan las propiedades medicinales de las mismas. Muestra de ello son las publicaciones surgidas en los últimos tiempos.

La importancia de las plantas

Las plantas de nuestro planeta cumplen con varias funciones indispensables para la continuidad de la vida sobre la tierra. Aseguran la producción y renovación de oxígeno necesarias para la vida animal; son imprescindibles para la alimentación de los seres vivos; y a su vez, contienen principios medicinales activos que muchos animales utilizan por instinto, y que el hombre ha aprendido a emplear. Dichos principios activos de las plantas se deben generalmente a una mezcla de sustancias químicas y no a una sola sustancia.

Historia de las hierbas medicinales

Desde antes de ser homo sapiens el hombre utilizó instintivamente las plantas como medicina. Esto no es exclusividad del ser humano, sino que lo comparte con el resto de los animales. Muestra de esto es el asombroso comportamiento de perros y gatos que comen pasto para aliviar sus afecciones digestivas o el leopardo que se revuelca sobre las hojas y flores de la caléndula para detener sus hemorragias y calmar el dolor de sus heridas causadas por peleas.

Con el transcurrir del tiempo el hombre ha adquirido variados conocimientos sobre las propiedades medicinales de las hierbas a través de su propia experiencia, trasmitiendo sus beneficios oralmente de generación en generación.

El componente instintivo inicial dio paso a una actitud más racional y a una investigación más exhaustiva, dando lugar a registros escritos de las diversas investigaciones sobre las hierbas que se han ido llevando a cabo a lo largo de los años.

La utilización de hierbas para la curación, como ya dijimos, tiene orígenes muy remotos. Existen diferencias entre los diversos textos históricos sobre el origen de la curación por medio de las plantas. Lo cierto es que entre los primeros pueblos que se beneficiaron con las hierbas figuran los asiáticos, como por ejemplo China. Más tarde lo hicieron los pueblos egipcios y hebreos, así como griegos y romanos. Las primeras descripciones de plantas medicinales surgen en los trabajos de Hipócrates, Teofrasto, Galeno y Celso, entre otros.

En América diversas culturas se han destacado por la utilización de hierbas medicinales. Las civilizaciones mayas y aztecas estaban muy desarrolladas en este sentido, mucho más que los europeos.

En nuestro país la medicina popular se originó en el medio rural, los guaraníes de las Misiones tuvieron un papel importante. Lentamente fue penetrando -a través de los curanderos- y arraigándose en vastos sectores de la población. En Uruguay no se cultivan hierbas medicinales sino que crecen en forma silvestre y luego son recolectadas para su uso.

En nuestro local ofrecemos una gran variedad de hierbas medicinales nacionales e importadas, además de asesoramiento personalizado para su correcto consumo.
Herboristería Mórtola SRL

Read Full Post »