Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 15+00:00 octubre 15+00:00 2008

LOS CHAKRAS, remolinos de energía!

La palabra Chakra proviene del antiguo sánscrito y significa «rueda», son centros vitales de nuestro organismo que están constantemente girando, absorbiendo energía del universo hacia el interior de nuestro organismo, y haciéndola retornar.

Prácticamente, no hay zona en nuestro cuerpo en la que no se produzca este intercambio energético, pero dentro de este amplio conjunto existen 7 chakras básicos o principales que se distribuyen desde la parte más baja de la columna vertebral donde se encuentra la Kundalini (energía enroscada en forma de serpiente) haste la parte más alta de la cabeza. La energía fluye por ellos con movimientos ascendentes y descendentes, a la vez que forma una especie de espiral, girando como una rueda en puntos estratégicos de nuestro cuerpo.

Cada uno de estos 7 chakras se relaciona con un conjunto de órganos, glándulas y sistemas específicos. Si uno de ellos se bloquea, la energía no puede fluir libremente, por lo tanto, su área de influencia sufre un mal funcionamiento y se enferma.

Una de las formas de equilibrar nuestros chakras es mediante los cristales (la gemoterapia). Este tratamiento se realiza al crear una fuerte conexión giratoria en espiral entre el cristal y la energía del cuerpo. Esto se logra colocando el cristal cerca del chakra correspondiente, ambos campos sintonizan, y limpian la energía en estancada.

CHakra Color Funciones Elemento Asociado Dios y mantra Símbolo
Coronilla
(sobre la cabeza)
Sahasrara, सहस्रार
Blanco o violeta; puede adquirir el color del chakra dominante trascendencia, conexión con la divinidad El espacio Paramashiva OM Chakra07.gif
Tercer ojo
Ajna, आज्ञा
indigo o añil intuición, percepción extrasensorial La luz Sambhu KSHAM Chakra06.gif
Garganta
Vishuddha, विशुद्ध
azul el habla, auto-expresión y crecimiento El éter Sadashiva HAM Chakra05.gif
Corazón/Pulmón
Anahata, अनाहत
verde devoción, amor, compasión, sanación El aire Isha YAM Chakra04.gif
Plexo solar
Manipura, मणिपूर
amarillo mente, poder, control, libertad propia El fuego Rudra RAM Chakra03.gif
Sacro (Hara)
Svadhisthana, स्वाधिष्ठान
naranja emoción, energía sexual, creatividad El agua Vishnu VAM Chakra02.gif
Raíz
Muladhara, मूलाधार
rojo instinto, supervivencia, seguridad La tierra Brahmā y Ganesh LAM Chakra01.gif

de Wikipedia.org

El Primer Chakra, base o raiz. MULADHARA

Localización: en la base del abdómen, entre el ano y los órganos genitales.

Color: rojo intenso.

Elemento: tierra

Se relaciona con la vejiga, los órganos sexuales, la reproducción, la supervivencia, la seguridad y la fortaleza.

Está vinculado a nuestra existencia terrenal en el plano físico, la vitalidad, es el que activa nuestra conexión con la tierra y todo lo material, la conexión con la realidad,

Si está bloqueado encierra temor y el mecanismo primitivo de combate o escape.

Armonizarlo elimina el miedo, nos permite sentirnos más seguros, centrados y con los pies en la tierra, enraizados.

Cristal para equilibrar: ágata fuego, granate, jaspe, ojo de tigre, obsidiana negra, hematite, sanguinaria (heliotropo), cuarzo ahumado.

El segundo Chakra, sexual o sacro. SVADHISHTANA

Localización: zona pélvica.

Color: naranja (casi rojo).

Elemento: Tierra.

Está asociado a nuestros sintimientos primitivos, al deseo y al placer.

Se relaciona con las glándulas adrenales, los riñones, el apetito, la inmunidad.

Es el centro de las fuerzas creativas, del talento y la sensualidad.
Influye sobre la actitud de la persona hacia el sexo, sobre sus impulsos. (represión, inhibiciones internas, deseos sexuales).
Se encarga de la energía, la inciativa, la habilidad de controlar la ansiedad y el grado de vitalidad y fuerza a la vida.

Se relaciona con el poder de voluntad, al armonizarlo se alivian las sensaciones de impotencia y descontrol, u obsesión sexual, así como el impulso de dominar y controlar a los demás.

Gemas para trabajar: todas las piedras que irradien color naranja, citrino, ámbar, coral, topacio, piedra lunar.

Tercer Chakra, plexo solar. MANIPURA


Localización: en zona del abdomen, plexo solar.

Color: amarillo brillante.

Elemento: Fuego

En el plano físico, este chakra Amarillo tiene un efecto estimulante sobre los nervios. Si se encuentra sano y equilibrado, irradia una sensación de estar en control de los acontecimientos y una buena coordinación y orientación física. Cuando se desequilibra, la persona sufre afecciones nerviosas y una falta de energía general, hostilidad y furia.

Vinculado al sistema digestivo, es donde la persona «digiere», las experiencias del mundo externo, interiorizándolas y convirtiéndolas en sentimienos personales y en la sabiduría que se obtiene de dicha experiencia.

Equilibra y balancea los procesos emocionales. Reafirma la seguridad personal y la autoestima.

Cristales benficiosos: pirita, perla, malaquita, esmeralda, citrino, calcita.

Cuarto Chakra, ANAHATA. Corazón.

Localización: medio del pecho, paralelo al corazón.

Color: verde

Elemento: Aire.

Se relaciona con el corazón, los pulmones, la zona del pecho, y el sistema circulatorio. También con el timo, glándula que cumple una función muy importante en el sistema inmunológico.

El corazón es el centro del amor, de lo emocional, la compasión, cuanto más despejado y abierto esté, mayor es la capacidad de dar y recibir amor incondicional.

Cuando este chakra está bloqueado, la persona sufre problemas respiratorios, cardíacos y pulmonares, puede expresar sintimientos como celos, inseguridad y ser posesivo, amor destructivo.

Para armonizarlo: cristal de jade verde, turmalina verde y rosa, malaquita, kunzita, esmeralda, cuarzo rosa.

Quinto Chakra, ViSHUDDA, laríngeo.

Localización: en la garganta, base de la laringe.

Color: azul.

Elemento: éter.

Se relaciona con la boca, la garganta, la glándula tiroides, los bronquios, y la nariz y el oido.

Es responsable de la comunicación con nosotros mismos y con los demás, formas de expresión interna por medio de manifestaciones externas. Incluye expresiones escritas y orales, la fluidez de las ideas, creatividad y autoexpresión.

Cuando está bloqueado no podemos expresarnos con claridad, ni dar rienda suelta a nuestra creatividad y comunión con los demás seres, da tendencia a permanecer en silencio y retraidos. Además de síntomas físicos en garganta, y sistema respiratorio.

Cristales: lapislázuli, aguamarina, turquesa, zafiro.

Sexto Chakra. AJNA. Tercer ojo.

Localización: en el centro de la frena, entre las cejas.

Color: índigo.

Se relaciona con el tálamo, la glándula pituitaria, y el tronco encefálico.

A través de él, podemos llegar a ver las cosas que no son visibles en el mundo material. Proporciona el acceso a la intuición, a los sueños y el contacto con el mundo más místico.

También se asocia con el idealismo y la imaginación. Con la visualización creativa, si podemos ver o imaginar algo, ya lo estaremos creando.

El tercer ojo abre el acceso a verdades profundas, en la mayoría de las personas está cerrado o muy ligeramente abierto, ya que el intelecto rechaza lo que no puede comprobar empíricamente. Podemos entrenar esta capacidad si prestamos más atención a los presentimientos y aprendemos a confiar en nuestra intuición.

Mirar por la noche el cielo estrellado, fortalece este chakra, otorgando la sensación de estar unidos al infinito, y de sentirnos abrazados por el misterio del Universo.

En desequilibrio, se manifiesta con cansancio mental, supersticiones, problemas para dormir, pesadillas y migrañas.

Cristales: amatista, zafiro, lapislázuli, fluorita.

Séptimo Chakra, SAHASRARA, coronilla.

Localización: se abre en medio de la fontanela, en el centro de la coronilla de la cabeza, hacia el cielo.

Color: violeta y blanco (que representa a todos los colores del espectro)

Se relaciona con la cúspide de la cabeza, las glándulas pituitaria y pineal, y la parte superior del cerebro.

Cuando está despejado, estamos en armonía con nosotros mismos, con nuestro espíritu y con los demás. El amor, la paz mental y la conexión con lo superior, constituyen sus cualidades positivas.

Está asociado con el propósito divino, con el destino, la misión de cada ser. Trasciende el lenguaje, el espacio y el tiempo.

El desarrollo de este chakra no depende de nuestra voluntad, su crecimiento se realiza en el silencio, y en el recogimiento, la meditación. Es el chakra espiritual por excelencia.

Cristales apropiados: diamante, pirita, cuarzo claro y nevado, amatista.

Fuentes: Chakras, de Lily Rooman, Buena Salud, año 11, nº 122

Read Full Post »

«El Akasha, la Luz Astral, puede definirse como el Alma Universal, la Matriz del Universo, el Mysterium Magnum del cual todo cuanto existe ha nacido por separación o diferenciación. Es la causa de la existencia; llena todo espacio infinito…es el mismo espacio».

H.P. Blavatsky.

Qué son los Registros Akáshicos

Para facilitar el entendimiento, los Registros Akáshicos o “El Libro de la Vida”, utilizados sobre todo por las culturas orientales, pueden ser comparados a un sistema de computación del universo, que actúa como almacenaje de toda la información sobre cada individuo que ha vivido sobre la tierra.
La información sobre estos registros – este Libro de Vida – se pueden encontrar en el folklore de los pueblos más antiguos, en las parábolas y en todos los Nuevos y Viejos Testamentos. Se remontan al menos, hasta los Semitas, e incluye a árabes, asirios, fenicios, babilonios y hebreos. Entre toda esta gente, existía la creencia que había una clase de tabletas celestiales que contenían la historia de la humanidad, tanto como una forma de información espiritual.
En estos Registros se encuentra la información de la evolución individual de cada espíritu, por lo tanto, no es algo físico, que los humanos puedan establecer en algún lugar del espacio o la Tierra, sino energético. Su ubicación nadie la conoce, aunque se supone que está en la 7ma dimensión.
Los Registros Akáshicos, contienen todo hecho, palabra, pensamiento, sentimiento e intención que haya ocurrido alguna vez en la historia del mundo. Contienen la historia de cada alma desde el inicio de la creación. Allí se encuentra el conocimiento del futuro, pasado y presente de todas las cosas.
Más que un simple acopio de memorias, sin embargo, estos Registros Akáshicos son interactivos, ya que tienen una terrible influencia sobre nuestras vidas diarias, nuestras relaciones, nuestros sentimientos y creencias y las realidades potenciales que atraemos hacia nosotros. Son parte de la Mente Divina que intentan guiar, educar y transformar a todo individuo, para convertirlo en lo mejor que él pueda ser.
Desde que el hombre existe en la Tierra, muchos místicos y psíquicos han traído información de los Registros Akáshicos, que de algún modo han percibido más allá de los límites de las tres dimensiones.
Elena Petrova Blabatsky (1831-1891), inmigrante rusa, mística y fundadora de la Sociedad Teosófica, escribió :
“Akasha es uno de los principios cósmicos y materia plástica, creativo en su naturaleza física, inmutable en sus más altos principios. Es la quintaesencia de todas las formas posibles de energía, material, espiritual o física. Contiene en sí mismo los gérmenes de la creación universal, que emergió bajo el impulso del espíritu divino.»
(Alquimia y la Doctrina Secreta.)

En la actualidad, hay muchas personas que se agrupan para canalizar información de los Guías Espirituales que están ayudando a la humanidad:
“Hay terminales de este Archivo Akáshico por cada Sistema Solar, ya que normalmente los Espíritus se centran en un Sistema Solar para su evolución. La terminal correspondiente a nuestro Sistema, está energéticamente en Marte. El subconsciente busca su conexión con el terminal durante el sueño, la meditación o la sofronización. Normalmente la información está restringida en estas terminales, a una o dos vidas, mientras que en Archivo Akáshico General, están registradas todas las encarnaciones. El acceso a esos Archivos está limitado por la propia etapa de evolución. También hay otro Archivo intermedio, que está localizado energéticamente en el centro de la Galaxia, sin embargo, es muy difícil acceder a él. En los terminales de cada sistema solar, hay otro tipo de información que se refiere a la historia de los planetas que lo forman. Tienen acceso a estos datos, Espíritus Evolucionados a partir del Nivel 4.4 (Guías Espirituales no encarnados) y también, en algunas ocasiones, los del Nivel 4.3 (humanos de la Tierra) aunque de forma incontrolada o espontánea, y a veces en forma consciente, si algún 4.4 o 4.5 les acompaña en la relajación.”
(Grupo Aztlán)

Cómo se trabaja en una lectura

Con los datos personales de quien consulta y las preguntas que quiera realizar a sus Guías. Se comienza con una oración sagrada solicitando permiso a los Seres de Luz que nos asistirán. La persona que “canaliza” funciona como antena receptora de la información que llegue. Cuando la persona sienta que ya no tiene más preguntas que hacer, se cierran sus registros.
A veces el consultante recibe información de alguna de sus vidas pasadas, otras veces no, lo que puede o no ser relevante…lo más importante, es que la persona aproveche los mensajes recibidos, como una guía y orientación para resolver sus conflictos.
Una lectura de los Registros Akáshicos puede movilizarnos profundamente…se produce una expansión de la conciencia temporal… la persona notará un efecto sanador, porque estas lecturas permiten una reflexión y entendimiento de las situaciones vitales, emocionales, sociales y kármicas que amplían la perspectiva de la propia existencia.

Autora: Lic Teresa Utrera, Psicóloga Transpersonal:
www.caminosalser.com/teresautrera

Read Full Post »

LENGUAJE DE LUZ

    por Patricia Leone

Canalizar no es un don para unos pocos «más evolucionados», es una habilidad inherente al ser humano que puede ser reactivada en el momento en que uno lo desee. Los Registros Akáshicos de la Humanidad y del Cosmos nos pertenecen a todos porque entre todos los estamos escribiendo desde que partimos de la Fuente y los seguimos re creando a cada instante en nuestro viaje de regreso a Ella.
Los Registros Akáshicos son un entramado de Luz, una energía que se expande y vibra multidimensionalmente donde la Creación misma se imprime. Allí está toda la información de lo que fue, es y será desde el primer instante de la Manifestación hasta el último. En el plano humano individual es la historia de la experiencia total del alma, desde que parte de la Fuente hasta que regresa. Cuando uno accede a los Registros, vibra la partícula de información específica que estamos solicitando en un determinado momento, o la que los Guías nos quieren acercar. La información contenida en el Akasha está absolutamente protegida por las energías Arcangélicas, puesto que al ver la información ésta se modifica (el observador modifica lo observado) por lo tanto son los Seres de Luz de las dimensiones más elevadas los que permiten el acceso al Akasha, por eso al leer el Registro, estamos canalizando a los Seres de Luz que nos imprimen la información en nuestra mente en el Lenguaje de la Luz. Cuando canalizamos, decodificamos ese lenguaje y lo expresamos en este plano. La información fluye en ambas direcciones: los guías nos envían lo que necesitamos saber o lo que quieren que sepamos y nosotros les permitimos saber a través de nuestro canal activado qué es lo que estamos necesitando en nuestra vida para colaborar con el plan de la Creación.
Es importante tener en cuenta que los Guías respetan el libre albedrío, por lo tanto si no preguntamos o no pedimos ayuda, respetan nuestra decisión de hacerlo sin su colaboración. Por supuesto que saben lo que necesitamos y están siempre prontos a brindárnoslo, pero están para colaborar, no para interferir. Así como nuestra misión es transmutar y elevar este plano, la misión de los guías es ayudarnos a lograrlo, por eso no los «molestamos» cuando les pedimos ayuda.
Teniendo en cuenta que al hacer vibrar la información ésta se modifica, entrar en Registro, ya sea el propio o el de otra persona, siempre es profundamente sanador, porque cada pregunta efectuada a los Guías equivale a una plegaria, por lo tanto además de entregarnos la información, nos brindan también la energía necesaria para resolver la situación, para comprenderla, para sanar el dolor contenido en ella o para acrecentar la sabiduría y reforzar la intención positiva contenida en la pregunta. También podemos acceder al Registro Akáshico del Cosmos, para obtener información útil para la humanidad y el planeta.
Todos podemos acceder al nivel de vibración necesario para entrar en comunicación con los Maestros Ascendidos y Guías Espirituales. Ellos están con nosotros esperando que nos conectemos y cuando damos los primeros pasos hacia ellos, ellos dan los restantes. A medida que vamos ascendiendo, vamos comprendiendo que «Ellos» y «Nosotros» somos la misma energía: ellos somos nosotros en nuestro estado ascendido. De alguna forma, visto desde nuestro tiempo lineal, son nuestro pasado y nuestro futuro: nosotros antes de descender al plano humano para cumplir con nuestra misión y nosotros en nuestro estado ascendido luego de haberla cumplido.
Algunas personas pueden sentir que han canalizado desde siempre, otros que lo han aprendido luego de mucho esfuerzo y algunos más pueden necesitar recibir la sintonización y el entrenamiento de manos de un Facilitador. No hay límites con respecto al nivel al cual se puede acceder, depende de la voluntad, del trabajo personal y del nivel evolutivo adquirido a lo largo de las vidas.
Cuando nuestro canal (el «Tubo de Luz») está plenamente activado, además de canalizar información, canalizamos energías de elevadísima vibración. Durante la sintonización, se ancla el «Tubo de Luz» (que atraviesa verticalmente el cuerpo desde el chakra raíz y el de la coronilla y se extiende más allá) en la energía de la Fuente y en el centro de la Tierra.
De esta forma cada ser humano que se ofrece voluntariamente como canal de luz, es un vórtice de ascensión para su entorno y para todo el Planeta: atrae la Luz, permite que se impregne en este plano a través de su propio sistema energético y la ancla en el centro de la Tierra. Cada ser humano en proceso de ascensión es un Pilar se Luz y un ancla para esa Luz. Cuanto más se fortalece la conexión con la Fuente, más se eleva la vibración de la persona y más amor puede reflejar en este plano.
Cuando estamos canalizando a los Seres Superiores, la sensación siempre es muy amorosa, no juzgan, no condenan, no condicionan. Los Guías guían, no adivinan, por lo tanto nos permiten ver las potencialidades o los resultados probables de nuestras acciones actuales o las consecuencias probables de un hecho del pasado, pero la decisión de aceptarlo o modificarlo es nuestra, en tanto que co creadores.
A través del Akasha podemos acceder a situaciones de vidas pasadas que están dando sus frutos o enseñándonos algo en el momento de la lectura. La progresiones o vislumbres de alguna vida futura son posibles en contados casos, para que alguien comprenda desde ahora los resultados probables del accionar actual, o para qué sucedió algo en el pasado, pero siempre teniendo en cuenta que desde nuestro tiempo lineal, el futuro aún no sucedió, por lo tanto es una potencialidad, lo estamos creando.
La canalización conciente, voluntaria y espontánea es un instrumento de conocimiento y evolución muy poderoso al cual estamos accediendo cada vez más humanos, porque es una herramienta para el proceso de Ascensión y al mismo tiempo una consecuencia necesaria de este proceso: a medida que vamos elevando nuestra frecuencia vibratoria, entramos en contacto con los seres que vibran en esa frecuencia, dejamos de ser el yo ordinario para fusionarnos en nuestro Yo Superior.

Es un viaje personal, sanador y amoroso. Es el viaje de regreso a Casa.

Read Full Post »